Vuestra pequeña pizarra

Espacio dedicado para que podáis comentar lo que queráis, solo se os pide que pongáis el nombre antes de postear cualquier comentario, ya que nos gustaría saber quien hace los comentarios 😉

Para los que no sepáis como poner el nombre hay varias opciones. Si es des de un PC podéis incluso sincronizarlo con FACEBOOK y ya estaréis identificados.

Si lo hacéis des de móvil o Tablet, os sale para escribir una viñeta que pone comentario donde escribiréis, si subís un poco pone sitio web que lo podéis dejar en blanco, un poco mas arriba correo electrónico, no hace falta ponerlo si no queréis, y un poco mas arriba nombre, esto es lo que os pedimos por favor que rellenéis 😉 GRACIAS

REFLEXIONES AMERICANAS

Después de unos días en España ya nos hemos acostumbrado de nuevo al ritmo de aquí. Se está muy bien de vacaciones pero lo bueno se acaba. Eso sí, que nos quiten lo “bailao”.

En total hemos recorrido unos 12.700 km de carreteras americanas, pasando por 13 estados: Nueva York, Pennsylvania, Ohio, Indiana, Illinois, Missouri, Oklahoma, Texas, Nuevo Mexico, Arizona, Utah, Nevada y California.  Todo esto pasando por 4 husos horarios diferentes.

Los Estados más baratos han sido Illinois y Missouri y los más caros Nevada y California. También lo hemos comprobado con la gasolina. Hemos llenado el depósito de la PussyWagon unas 23 veces.

Los Parques Nacionales visitados han sido 13 en total: Cataratas del Niágara, Desierto Blanco del White Sands, Mesa Verde, Canyonlands, Arches National Park , Capitol Reef , Bryce Canyon, Gran Cañón del Colorado, Death Valley, Sequoia National Park, Yosemite, Golden Gate y la Isla de Alcatraz.

Hemos dormido en 23 sitios diferentes, con el correspondiente lío de equipaje. Para hacer un viaje de este tipo hay que ir mentalizado para descansar cada noche en una cama (o suelo) diferente. Y procurar no olvidarse nada en los moteles.

La ciudad que más nos ha gustado ha sido Chicago. Después de ver esos rascacielos, las demás ciudades quedaban pequeñas, aún así, unas más que otras, todas tienen su encanto.

El desierto es enorme. Las distancias entre pueblos también. En este país, a no ser que vivas en una ciudad, necesitas coche sí o sí. Ahora entendemos la típica escena de película en la que el padre lleva a los niños al instituto pero ellos le dicen a su progenitor que se esconda para no pasar vergüenza. Y que cuando cumplan la edad para conducir quieran un coche.

Al contrario de lo que podamos pensar,  los estadounidenses suelen ser amables, atentos y bastante más educados de lo que mucha gente cree. Siempre te saludan con un “buenos días”.  Cuando lo hemos necesitado nos han ayudado. Y como no, los camareros son aún más simpáticos con el cliente esperando su correspondiente tip (propina).

También nos hemos dado cuenta que en Estados Unidos es más barato comer fuera que comprar en el supermercado. Las frutas, verduras, leche y cereales son muy caros. Y el embutido deja muchísimo que desear.

Por consenso general, las mejores hamburguesas de comida rápida no han sido en un McDonalds, sinó en una cadena llamada Carl’s. Los mejores desayunos han sido en Ihop y la mejor pizza la Giordano’s de Chicago. Qué pizza!!!!!

Y para que os hagáis una idea, estos son los mapas del recorrido que hemos hecho durante nuestros días en Estados Unidos.

MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HABÉIS SEGUIDO NUESTRAS PERIPECIAS DURANTE ESTE MES Y PICO!!

Carry, Cris, Didi, Manu, Paton y Saly

30 OCTUBRE 2012 REMATANDO LOS ÁNGELES Y VIENDO UN PARTIDO DE LOS LAKERS

Como hoy teníamos el día libre hasta las 19.00 (hora en que teníamos que estar en el Staples Center para ver el primer partido de liga de Los Angeles Lakers contra los Dallas Mavericks) hemos decidido ir a visitar algunas cosillas que nos faltaban  en la ciudad y repetir la visita a los Universal Studios Hollywood.

Todo el mundo que viene a Los Angeles tiene que hacerse una foto con el cartel de Hollywood. Y nosotros no íbamos a ser menos. Así que a primera hora eso es lo que hemos hecho. El cartel está situado en el Monte Lee y está prohibido subir ya que las letras están rodeadas de vallas y se ha instalado un sistema de seguridad para evitar que la gente entre.

 Así que después de enterarnos de esto estuvimos buscando los sitios desde donde mejor podíamos hacer las fotos del cartel. Escogimos verlo desde el del observatorio Griffith, que parece que es desde donde más cerca se ven las letras. O eso ponía en la página oficial del cartel. Llegar hasta allí no es muy sencillo pero al final lo conseguimos. Fue un poco decepcionante ya que se veía desde muy lejos. Igual hay otros sitios mejores pero no los encontramos.  

ImagenImagen

Después fuimos de nuevo al Paseo de la Fama a buscar las estrellas de algunos famosos que nos faltaban, como por ejemplo la de Michael Jackson.  

Imagen

Y de nuevo volvimos al Universal Studios. Estabamos deseando volver a montar a las atracciones de los Simpson y de Transformers. Como niños!!! Apenas había cola, menos incluso que ayer así que también hemos aprovechado para ver un par de espectáculos que nos faltaban: Waterworld (con actores especialistas y efectos especiales de fuego y agua) y Animals Actors  (en que varios animales que han salido en películas de Hollywood hacen varios números). Muy gracioso, la verdad. A la que no le gustó seguramente tanto fue a la niña que estaba sentada al lado de nosotros, que al bajar las gradas al finalizar la actuación se metió una señora ostia. Pobrecilla.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

A la salida hemos entrado a las tiendas que hay a las afueras del parque, de camino al coche. Tiendas con el logo de Universal Studios, de Bob Esponja, Los Simpson, Superhéroes como Batman y Superman, películas antiguas y no tanto. Hemos hecho algunas compras y hemos puesto rumbo al centro de Los Angeles, donde está el Staples Center.

Hemos ido a comer y después nos hemos conectado un rato al WiFi para descubrir que….nuestro segundo vuelo estaba cancelado. Volábamos de Los Angeles a Nueva York y de allí a Barcelona. Lo raro es que se pueda aterrizar donde está el huracán Sandy y no se pueda salir del caos que debe de ser ese aeropuerto. Así que empezamos a llamar a la compañía pero no nos cogían el teléfono. Intentamos cambiar los vuelos por internet pero no hubo manera. Así que decidimos ir al aeropuerto después del partido de los Lakers.

ImagenImagen

Cuando entramos al estadio nos regalaron unas camisetas de inicio de temporada amarillas y lilas. El estadio estaba inundado de estos colores, casi todo el público la llevaba puesta. El partido fue una pasada. A pesar de la incertidumbre que teníamos por el tema de los vuelos, pudimos disfrutar del espectáculo. Las “cheerleaders”, la presentación de los nuevos fichajes de los Lakers, el abucheo correspondiente a los jugadores de visitantes de los Mavericks. La cámara que enfoca a las parejas y se tienen que besar, otra que enfoca a gente bailando, la típica melodía durante las jugadas y la gente gritando “defense” mientras el equipo contrario ataca. Ver a Kobe, Nash, Howard y Gasol juntos no tiene precio (bueno sí, el precio de la entrada). Para meterse más en el ambiente, Saly se compró el típico dedo de “Number 1” así que aprovechamos para hacernos unas fotos.

ImagenImagenImagenImagenImagen

El partido estaba terminando cuando el estadio empezó a vaciarse poco a poco. Nosotros nos quedamos hasta el final para ver el triple que Pau Gasol acertó en los últimos segundos pero que no dio la victoria a Los Lakers. Eso sí, acabó el partido con más puntos y asistencias que nadie! 

Imagen

Recogimos la Pussywagon y fuimos rumbo al aeropuerto. Finalmente, después de varias idas y venidas y de unos cuantos nervios pudimos cambiar los vuelos y nos reubicaron donde se pudo, ya que la mayoría estaban llenos. Lo importante es que nadie pasará por Nueva York y todos, aunque en diferentes vuelos, podremos volver el mismo día.

29 OCTUBRE 2012 UNIVERSAL STUDIOS HOLLYWOOD, O COMO DESMONTAR UNA PELÍCULA EN 45 MINUTOS

Hoy hemos visitado Universal Studios de Hollywood. Se trata un parque de atracciones que está junto a los estudios donde se graban películas, series y programas de televisión. 

Imagen

Nosotros compramos las entradas por internet en www.premiumoutlets.com, donde conseguimos un descuento: por menos del precio de la entrada de un día podíamos acceder al parque tres días.

Como era Halloween, estaba todo ambientado con zombies y muñecas sangrientas. Dentro del parque hay varias atracciones y espectáculos. Para poder aprovechar al máximo el día, cogimos un folleto con los horarios de los espectáculos y gracias a la pericia de Saly que cuadró las horas, pudimos ver casi todo y montar en la mayoría de atracciones. A las que no pudimos subir fueron la de Jurassic Park y la de House of Horror porque estaban cerradas.

ImagenImagenImagenImagen

Durante el día nos hicimos fotos con Bob Esponja, Tiburón, Bart Simpson y muchos más.

 

ImagenImagenImagenImagen

 

Como el Universal Tour (una ruta por todos los escenarios que combinan efectos especiales) tenía una sesión en español a las 12.15 y aún faltaba una hora, fuimos a la montaña rusa de Los Simpson. Cuando llegas a la atracción entras en “Krustyland” y parece que estés dentro de un episodio de la serie. La montaña rusa es en 3D y es una de las mejores atracciones del parque (junto con la de Transformers).

Imagen

Llegó la hora del Universal Tour que no nos queríamos perder. Así que al salir de la atracción de Los Simpson, nos fuimos corriendo a hacer cola. Subimos al vagón (los mejores sitios son los que quedan a la izquierda) y empezamos el recorrido que duran 45 minutos. Empezamos por una especie de naves industriales (lo que ellos llaman “stages”) donde graban series y programas (en ese momento estaban grabando CSI Las Vegas). Continuamos por una “Nueva York” ficticia, pasando por el lado de varios coches como los “Regreso al Futuro” y “Fast and Furious”. 

ImagenImagenImagenImagenImagen

Seguimos por los decorados donde grabaron Tiburón, Mujeres Desesperadas, el Grinch, Psicosis (con Norman Bates incluído) y muchas más y nos dimos cuenta que utilizan el mismo escenario para varias películas o series cambiando un poco la decoración.

ImagenImagen

También entramos en una atracción en 3D de King Kong y otra de La momia, vimos unos coches explotar y volar justo delante de nosotros, vivimos un terremoto en el metro de San Francisco y vimos como una tromba de agua venía hacia nosotros en un pueblo mejicano. Los efectos especiales son los mismos para todas películas que graban allí: cambian el enfoque de la cámara, los decorados y los personajes y ¡magia! 

ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Una vez finalizado el tour, nos fuimos a ver un espectáculo de Terminator 2 que combinaba actores reales e imágenes de los personajes de la película original. Seguimos viendo Shrek en 4D, más efectos especiales, subiéndonos en la montaña rusa en 3D de Tranformers. 

Imagen

Lástima que el parque cerrara a las 17.00 porque nos quedamos con ganas de más. Pero como tenemos una entrada válida para tres días mañana por la mañana volveremos!

Después del parque, fuimos a visitar el barrio de Beverly Hills. No vimos ni a Brandon ni a Brenda ni al resto de personajes de la serie. Tampoco vimos a ningún famoso, pero vimos unos caserones espectaculares. Casas rodeadas de setos con fuentes de mármol  en la entrada, jardines y unos portales de lujo. Casas y mansiones que nunca tendremos! Mientras conducíamos por las calles del barrio nos preguntábamos qué es lo que hay que hacer para tener esas casas y cuanto valdrían cada una de ellas.  Soñar es gratis.

YA ESTAMOS EN ESPAÑA. POCO A POCO IREMOS SUBIENDO LOS ULTIMOS DIAS DE NUESTRO VIAJE

28 OCTUBRE 2012 LOS ANGELES (DIA1): EL FINAL DE LA RUTA 66 EN SANTA MONICA, VENICE BEACH Y EL PASEO DE LAS ESTRELLAS

Después del palizón de ayer en coche (600km. desde San Francisco a Los Angeles) llegamos casi a las 3 de la madrugada al motel. Pero ya habíamos hecho el último trayecto largo de nuestra aventura y estábamos en LA!

El primer sitio que hemos visitado en la ciudad ha sido Santa Mónica. A muchos os sonará de la serie Los Vigilantes de la Playa. Pues allí nos hemos plantado para visitar el famoso puerto y para hacernos fotos con las casetas de los vigilantes. También hemos visto un homenaje a los militares americanos caídos en las Guerras de Irak con fotos realmente estremecedoras.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Y como no, tampoco podían faltar las fotos con el cartel del final de la Ruta 66. Aunque originalmente la Ruta 66 no acababa en Santa Mónica, sino en la intersección de Olympic Boulevard con Lincoln Boulevard al inicio de la carretera US101, es en este puertdonde actualmente todo rutero marca el final de su viaje. Después de más de 30 días y de recorrer Estados Unidos de punta a punta hemos completado uno de los objetivos de nuestra aventura. Imageno

Imagen

Junto al centro de Visitantes de Santa Mónica hay otro par de indicadores que marcan el final de la histórica.

ImagenImagen

Como Santa Monica no tiene mucho más, decidimos comer algo y marcharnos de allí.  No sin antes llevarnos una pequeña sorpresa. Al llegar habíamos dejado bien aparcada la PussyWaggon en la zona azul. O eso pensábamos, porque cuando nos íbamos vimos la correspondiente denuncia por aparcar en zona de TAXI. ¿Cómooooo?  Si nosotros habíamos aparcado en la zona azul y habíamos pagado! Sí, pero habíamos estado pagando todo el rato en el parquímetro que correspondía al coche que teníamos detrás. Aquí las señales no funcionan como en España. Así es como hemos aprendido que hay que fijarse en la señal que queda delante del coche, no en la de detrás como habíamos estado haciendo. Delante nuestro teníamos un cartel de TAXI, pero pensamos que era para el sitio que había libre delante de nuestro coche. Pues no, hacía referencia al sitio donde habíamos aparcado nosotros. Dejamos una foto como prueba de nuestra buena intención.

Imagen

La siguiente parada fue Venice Beach. Se trata de una playa con su correspondiente paseo: pero no es un paseo normal, en él hay gente de todo tipo. Como dice la guía de viajes que hemos traído, es un “zoo humano estrafalario”. Allí se pueden ver desde imitadores de personajes famosos, patinadores, bailarines y malabaristas. Además en todo el paseo hay una zona para hacer skate, pistas de baloncesto, tenis y frontón. También se puede visitar la Muscle Beach, un área donde hay varias máquinas antiguas de musculación y donde Arnold Schwarzenegger solía entrenar.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Para finalizar el día fuimos a Hollywood Boulevard para ver algunas de las estrellas de personajes célebres en el Paseo de la Fama. En realidad la calle no tiene nada destacable,  es una calle normal con tiendas de souvenirs y estrellas de famosos en el suelo. Allí está el Teatro Kodak (donde hacen la entrega de premios Oscar) y el teatro Chino donde a su entrada muchos famosos han dejado en las huellas de sus manos y sus pies. Algunos lo han hecho de su boca, su nariz, las pistolas que usaron en sus películas o incluso las varitas de mago como hicieron los personajes de Harry Potter.

Estuvimos paseando un rato (no hicimos todo el recorrido porque son más de 2000 estrellas) y nos estuvimos haciendo fotos con las que más nos gustaban. Evidentemente, no podía faltar la foto con la estrella de Chuck Norris y nuestro Patock Norris particular jeje!

Imagen

27-10 SAN FRANCISCO (DIA 6): ALCATRAZ, LA ROCA

Por fin llegó uno de los días más esperados de este viaje. Hace tres meses reservamos para hoy una visita nocturna en la isla de Alcatraz ya que nos habían recomendado hacerlo con tiempo porque está muy solicitado.

Esta mañana hemos recogido todo el equipaje y salido del albergue ya que hoy ha sido nuestro último día en San Francisco. Teníamos que salir a las 10 de la mañana pero el “amable” encargado nos dejó salir a las 10.30 porque teníamos que ir a recoger el coche que estaba algo alejado del albergue. Hemos cargado la Pussywagon hasta los topes y con todo el peso nos hemos ido a Lombard Street para hacer “unas curvitas”, ya que el día que fuimos a verla en transporte público nos quedamos con las ganas. Y sí, los frenos aguantaron el desnivel y las ocho curvas que tiene la calle.

Como teníamos la visita a Alcatraz a las 16.00 hemos estado haciendo tiempo en el Fisherman’s Wharf hasta que ha llegado la hora. A las 15.45,  mientras Saly se ha quedado por la zona hasta que hemos acabado el tour (aprovechando para echarse la “typical spanish” siesta en la PussyWagon), el resto hemos hecho la cola para subir al barco que nos llevaría a La Roca. 

Imagen

La isla está a unos 2 kilómetros de la Bahía de San Francisco y la única manera de acceder a ella es con los barcos de la compañía Alcatraz Cruises, que parten desde el Muelle 33. Durante el trayecto de unos 15 minutos hemos podido disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad. 

ImagenImagenImagenImagen

Una vez en la isla, y después de  recoger una guía en español, hemos puesto rumbo al edificio principal de la visita: la prisión, que está situada en el centro y en lo alto de una pequeña colina. Durante el camino de ascenso  un “ranger” nos ha explicado la historia de la isla: antes de convertirse en prisión de máxima seguridad en 1934, fue un fuerte, cárcel militar y faro. Como prisión funcionó hasta 1963. En 1972 pasó a formar parte del Servicio Nacional de Parques, creando la Zona de Parques Nacionales de Golden Gate y Alcatraz.

Durante su etapa como prisión estuvieron recluidos varios personajes famosos entre los que destacan Robert Stroud (el hombre pájaro),  Alvin “Creepy” Karpis ( declarado Enemigo Público número 1) y Al Capone (conocido como Scarface), entre otros. Muchos de ellos fueron trasladados desde otras prisiones a Alcatraz por ser problemáticos.

Antes de entrar en el edificio y de recoger una audioguía, hemos visto una pintada en una torre de agua que decía “Peace and Freedom. Welcome Indians” (Paz y Libertad. Indios son bienvenidos) ya que después del cierre de la prisión, la isla fue ocupada por una grupo de activistas indios durante 19 meses. También desde el embarcadero hemos visto el texto “Indians are welcome” (Indios son bienvenidos) sobre el cartel oficial de la penitenciaría.  

ImagenImagen

Hemos entrado en el edificio haciendo el recorrido con la audioguía en español. En ella, antiguos oficiales y prisioneros de la cárcel nos cuentan como era el día a día en la prisión desde ambos puntos de vista. También explican varias historias famosas, como la que inspiró la película Fuga de Alcatraz.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Hemos recorrido el patio, la zona de control, la sala de visitas, el comedor y hemos visto la cocina tras unas rejas. Hemos podido entrar a algunas celdas y ver otras desde fuera. También hemos visto los tres pisos de celdas tal y como salen en todas las películas y series. 

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Hemos ido al pabellón de aislamiento, donde apenas había luz en las celdas (llamadas “agujeros”) y en la entrada de cada una de ellas había una gruesa puerta. En el audio un preso explica que cada vez que estaba en este pabellón se arrancaba un botón de la camisa y lo tiraba al aire para luego buscarlo en la oscuridad y que le pasara el tiempo más rápido. 

ImagenImagenImagen

Como curiosidad decir que no se sabe con exactitud cuál era la  celda de Al Capone pero pasó parte de sus cuatro años y medio en Alcatraz en el pabellón de aislamiento.

El hecho de tener un audio con una explicación guiada ha hecho  que pudiéramos disfrutar más de la visita, a nuestro ritmo. Además, aunque al principio el grupo iba junto, a mitad del recorrido la gente se ha ido dispersando y hemos podido pasear por los pabellones con calma y a veces en solitario. Estos momentos han sido de lo mejor de la visita, ya que se había hecho de noche y la sensación de soledad era aún mayor (ni que decir que también tenía su punto dantesco).

Otro de los momentos estrella de la visita ha sido la puesta de sol desde la isla, con la Bahía de San Francisco y el Golden Gate como telón de fondo. Hemos sido afortunados con el clima, además la falta de nubes ha hecho que disfrutaramos más del momento y de los colores del atardecer, algo poco habitual para las fechas en las que estamos. 

ImagenImagenImagenImagenImagen

Al finalizar el recorrido con la audioguía hemos visto una demostración del sistema de apertura de puertas de las celdas hecha por el “ranger” que nos acompañó al principio. A diferencia del tour diurno, en el nocturno también se puede visitar el hospital ( que abren únicamente durante 30 minutos), pero nosotros no hemos podido llegar a tiempo.

A las 19.15, ya de noche, hemos cogido el último barco que salía de Alcatraz para volver a la Bahía de San Francisco. Algo que muchos presos soñaban cuando oían el jaleo de la ciudad desde sus celdas. De camino hemos hecho las siguientes fotos.

ImagenImagenImagen

Después de la visita y de reunirnos de nuevo con Saly hemos puesto rumbo a Los Angeles (nuestro último destino) a unos 600 km. de San Francisco.